La escolarización temprana: la mayor de las trampas

Estamos en crisis, en toda crisis hay caos, ruptura,  este movimiento puede ser  la mejor oportunidad para evolucionar profundamente  o la posibilidad para doblegar las fuerzas que buscan conservar lo que existe hasta el momento.
En este caos nacen diferentes  creaciones, propuestas, proyectos. Uno de los movimientos que más me alarma es el que impulsa la  escolarización cada vez a más temprana edad.   Esta propuesta tiene un grado de violencia sin igual.   Se trata de un movimiento que propone entregar a  niños en estado de extrema dependencia y vulnerabilidad,  a un sistema  al que le resultará más fácil adoctrinar y silenciar el impulso natural, la esencia, el ser. Es el entrenamiento más efectivo para generar la adicción al trabajo, para ser más productivos, para aprender a vivir escuchando y siguiendo la guía externa, para adormecer y silenciar al ser.
Madres, escuchen a sus niños, no los entreguen al sistema depredador tan temprano, abran sus corazones, sigan su intuición, su naturaleza sabia, pongan límites.  Estamos obligados a tomar una decisión profunda.
Nos toca elegir si seguimos educando para formar identidades sustitutas serviles al sistema o educamos al ser para Ser, permitiendo que  la personalidad sea  un instrumento capaz de manifestar  lo que por esencia cada uno ES.
El verdadero cambio educativo no se da cuando cambiamos los discursos, ni las técnicas, ni las estrategias. La verdadera transformación se da cuando cambia el propósito  y la intención que subyase en todo lo que hacemos.
Contamos con un montón de dones naturales  pero el más poderoso  radica en  el grado de conexión y  liberación  que cada uno haya conquistado con su propia alma, su propio ser. Este es el principal recurso  para educar al ser. El trabajo principal de capacitación en madres, padres y maestros está en este punto.
Llevamos muchos años de entrenamiento  confiando  en el control y el miedo. No existe ninguna duda que el cambio que nos toca hacer hoy es de fondo, como tampoco existe ninguna duda que lo que existe buscará perpetuarse.
Es tiempo de regresar a casa, de animarnos a soltar la forma conocida pero para que eso se de en el afuera primero ha de darse en nuestro interior. Nos toca transitar el camino que nos permite conectar y aprender a escuchar nuestra sabiduria interna para aprender a vivir desde  la entrega, la libertad de espíritu y el amor. Será un camino de conquista progresivo pero contamos con el apoyo de la existencia para hacerlo y es maravilloso!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s