Archivo mensual: agosto 2012

El camino del corazón

Toda vez que tomamos decisiones escuchando lo que sentimos, estamos abriendo paso al camino del corazón.

A veces lo que despierta a un corazón duro y anestesiado es una profunda sensación de soledad, pesar y vacío que parece no tener día libre; otras veces lo despierta la vida trayéndonos una crisis laboral o afectiva; otras veces aparecen personas que con su sola presencia nos invitan a integrar lo excluido en nosotros mismos. No importa cuál es la llave que abre el camino del corazón, lo hermoso es que a través de ellas la existencia nos recuerda que es posible vivir siendo fiel a nuestra esencia, tanto en casa como en el trabajo.

El camino del corazón no entiende de “razones”, está guiado e impulsado por una fuerza interna, natural, pura, poderosa, clara, que nace desde lo más profundo de nuestro interior. Brota como agua que proviene de la fuente, ese espacio interno que atesora la verdad del Ser que somos. Se libera y arrasa con creencias, mandatos, fundamentos, promesas, justificaciones, apegos, falsas morales,  que sostuvieron un yo mental que agrado al mundo pero nos quitó o limitó la libertad de espíritu.

El camino del corazón requiere de mucho coraje y entrega,  puesto que nos invita a dejar morir progresivamente al ego  y a quedarnos desnudos, vulnerables para comenzar una nueva vida  a puro corazón abierto.

Antes que la alegría, estado natural del ser,  se imponga,  toca dejar que los dolores silenciados regresen a la vida, voces del alma que traen un caudal infinito de sabiduría.

El dolor del alma es agua bendita que limpia las mentiras que nos alejaron del yo esencial, de nuestro niño interior, de nuestra divinidad.

Puede que este camino incomode a quienes aún no pasaron por este proceso, es que la sola presencia desestructura y pone de manifiesto la existencia de un espacio vacío cubierto de miedo, apegos, dependencia y mentiras.

En lo personal, me emociona profundamente cuando tomo dimensión de la belleza y perfección de este proceso tan inmenso. Lo hermoso que es estar transitando este momento evolutivo universal. Caminar,  todos juntos, dando nacimiento al nuevo hombre, ese,  que traerá la nueva tierra.

Corazón libre,  corazón vivo, corazón puro, a ti te honro.

Corazón libre, a ti te sirvo, a ti me entrego.

Corazón libre,  voz del alma,  guía, Maestro, el único capaz de llevarme de regreso a casa, mi verdadero Ser.

Te invito a sentir este video. Siente, siente, siente esa es Tu Verdad, la verdad de tu corazón, de tu alma.

Carina Tacconi