Archivo mensual: enero 2013

La esperada liberación

Y cuando el atardecer aparece, vestido de rojos y celestes colores, en un cielo sin límites que me recuerda el milagro de la vida, el pecho comienza a arder con una fuerza que detiene todo lo que pretende hacer pasar desapercibida su presencia.
Y me entrego al infinito. A veces con la desesperación de una niña que mira a todos los costados buscando a mamá y a papá, esos que salen con fuerza desde lo más profundo de mi corazón. A veces con total renuncia sabiendo que una vez más atravesaré esa puerta que tanto asusta pero que tanto llena.
Y ya, totalmente entregada a la sensación de miedo, que se hace soledad, luego vacío, más profundo dolor, un dolor que me abre un portal hacia otro lado.
Entregada en el dolor, justo ahí, rendida aparece la tan temida como esperada liberación. A veces tormentosa, intensa, volcánica, la emoción llega y rompe las cadenas que me mantenían presa de mi misma. Y en ese silencio profundo, cargado de quietud, aparece la paz que me hace toca a Dios dentro de mí.
Y cuando toco a Dios me encuentro y al mismo tiempo te encuentro a mi lado. Y allí siento la magia de Ser Uno, Uno con todo lo que Es.
Cari

El maravilloso viaje de liberación del alma.

La experiencia más sublime de Amor incondicional la siento cuando mi alma logra liberarse de las garras del miedo, de mi ego.

Es en este proceso mágico de liberación que descubro que soy un humano divino, co-creándome y regresando a la vida, a todas mis partes, todo el tiempo.

Es un viaje mágico y asombroso, en el que descubro lo que siempre fui, aún en el olvido.

Es un viaje hermoso donde des-cubro, una y mil veces, que el sufrimiento solo es posible cuando experimentamos el olvido o el alejamiento del Ser que somos.

Crear, es dejar que fluya lo que existe en tu propia fuente, tu Ser y dejar que con su presencia se diluyan las creencias y mandatos limitantes que impiden la manifestación del Amor que sos, soy,  somos.

Al Ser no hay que nutrirlo de conocimiento, habilidades, información. El Ser trae todo, es pura abundancia de Amor, sabiduría y dones naturales. Solo necesita un espacio de amor para jugar y desplegarse en libertad.

El Ser es cuerpo, intuición, percepción, sabiduría, creatividad, emoción, sentimiento.

El Ser es Libertad, Amor, Verdad.

El ser trae en su naturaleza el derecho a Ser, a la Vida, a sentir, a manifestarse libremente, a amar, a expresar, a crear, a Intuir, al conocimiento universal.

Solo depende de cada uno de nosotros liberarlo. No hay nada externo que pueda impedirlo si asumes la responsabilidad de tu propia vida y poder personal.

Es tiempo de desplegar y expandir el Amor que somos, que soy,  sin límites, sin condiciones.

Es tiempo de abrir los brazos para recibir a todo aquel que quiera sumarse a este viaje.

La Educación del Ser, me acompaña, siempre.

La Educación del Ser, te acompaña, siempre.

Desde lo más profundo de mi corazón, te recibo para caminar juntos este maravilloso viaje de liberación del alma.

Carina Tacconi