Archivo mensual: abril 2014

Del amor dependiente al Amor libre

El niño, atrapado en un patrón de miedo, vive en la ilusión de la búsqueda de amor externa. Un amor con altos grados de condicionamiento y dependencia que no le permite descubrir y sentir el Amor que Es. El adulto -niño atrapado por este patrón se autosomete a los pedidos de su exigidor, culpador, avergonzador, justificador, opresor, hostigador interno que mantiene al  niño interior preso de las cadenas del sometimiento, el aislamiento o  la anestesia emocional . De este modo, el niño esencialmente puro en amor, luz y creatividad se comienza a alejar de su pureza, de su amor, de la luz, de la creatividad que Es y entrega, sin saberlo, su poder y su libertad de espíritu al afuera. El camino de regreso hacia la luz, nos invita a ver, sentir, quemar, transmutar estos patrones de miedo. Este proceso nos hace sentir mucho miedo, puesto que se muere a una forma y además el niño ahora animándose a expresar lo que necesita, desea, quiere deberá trascender las amenazas de abandono, exclusión, sustitución que el afuera pueda expresarle. La mayoría de las relaciones están creadas desde estos patrones. Es un hermoso desafío trascender el miedo con un otro, pero si algunas de las partes se niega, no elige, no puede o simplemente decide permanecer en el mismo lugar, la relación se convierte en un espacio de control, manipulación, dominación gobernada por un amor dependiente basado en la necesidad.

No estoy con un otro para compartir el Amor que soy, estoy porque necesito su presencia, su afecto, su mirada, su atención, su energía, etc  o por  miedo a la soledad que me llevaría  al encuentro con mi propia Verdad.

el-amor-dependienteUn patrón gobernado por una forma que no nos permite Ser el Amor libre que somos y que alimenta el juego del miedo y del sufrimiento humano.

Carina Tacconi