Archivo de la etiqueta: libertad

La aceptación incondicional, el arte de la auto curación.

Hace unos días, un Ser hermoso que le ha regalado su paso y su Amor a la educación del ser,  me escribe: “El permiso de incluir todo, es la llave vibratoria de la cura más poderosa que he conocido hasta ahora”

Y me maravilló como en pocas palabras describió la sustancia que compone a la educación del Ser.

Una y otra vez veo y experimento, que es el permiso ilimitado, esa sensación de que todo pueda Ser en mí, lo que abre un espacio de libertad, Verdad y Vida que sana,  redime, abraza, perdona  y enseña.

Abrir la posibilidad para dar lugar a todo y ser Todo. Es,  en ese alquímico momento,  que se descubre el elemento mágico de auto curación que nos enseña y nos recuerda la educación del Ser.

Como niños, que juegan sin juicio, ensayamos ser todo lo que Es  y sentimos en nuestro interior, dejamos que lo excluido y oprimido regrese a la vida.

Y nuevamente, cíclicamente descubro y cada vez con más intensidad,  que es en el preciso momento que  nos atrevemos a dejar Ser, a encontrar en nuestro interior  todas las formas, dejarlas Ser y vivir, que el Amor se expande y se hace paz.

Poder abrazar al niño  pleno, alegre, gozoso, creativo, espontáneo  como al niño que de a poco se está animando a dejar su disfraz para mostrar su miedo y su furia.

Amarnos, es decir, incluir, aceptar, cada uno con su propio ritmo,   todo lo que Es, lo que somos.  Ver y sentir en nuestro interior toda  la creación.

Veo que esa actitud de apertura, aceptación, libertad,  inclusión de Todo y de todas las formas, es la que nos hace tocar la alegría, la gracia, la dicha, a veces suave otras más intensas.

Todo está servido en la mesa del Señor para tomar lo que cada uno sienta y necesite en cada tramo del camino. 

Porque después de todo, en lo más profundo de nuestra alma habita un Amor inmenso que esta en todos y que nos permite incluir todo. Un amor, una semilla que  estamos aprendiendo a encontrar en nuestro interior y a manifestar en la tierra.

Gracias a todos los que en este tramo de mi camino, me inspiran y me acompañan  con su amor, un amor que toma todas las formas.

Te invito a sentir este video y a conocer hermoso proyecto.

Carina

Anuncios

El maravilloso viaje de liberación del alma.

La experiencia más sublime de Amor incondicional la siento cuando mi alma logra liberarse de las garras del miedo, de mi ego.

Es en este proceso mágico de liberación que descubro que soy un humano divino, co-creándome y regresando a la vida, a todas mis partes, todo el tiempo.

Es un viaje mágico y asombroso, en el que descubro lo que siempre fui, aún en el olvido.

Es un viaje hermoso donde des-cubro, una y mil veces, que el sufrimiento solo es posible cuando experimentamos el olvido o el alejamiento del Ser que somos.

Crear, es dejar que fluya lo que existe en tu propia fuente, tu Ser y dejar que con su presencia se diluyan las creencias y mandatos limitantes que impiden la manifestación del Amor que sos, soy,  somos.

Al Ser no hay que nutrirlo de conocimiento, habilidades, información. El Ser trae todo, es pura abundancia de Amor, sabiduría y dones naturales. Solo necesita un espacio de amor para jugar y desplegarse en libertad.

El Ser es cuerpo, intuición, percepción, sabiduría, creatividad, emoción, sentimiento.

El Ser es Libertad, Amor, Verdad.

El ser trae en su naturaleza el derecho a Ser, a la Vida, a sentir, a manifestarse libremente, a amar, a expresar, a crear, a Intuir, al conocimiento universal.

Solo depende de cada uno de nosotros liberarlo. No hay nada externo que pueda impedirlo si asumes la responsabilidad de tu propia vida y poder personal.

Es tiempo de desplegar y expandir el Amor que somos, que soy,  sin límites, sin condiciones.

Es tiempo de abrir los brazos para recibir a todo aquel que quiera sumarse a este viaje.

La Educación del Ser, me acompaña, siempre.

La Educación del Ser, te acompaña, siempre.

Desde lo más profundo de mi corazón, te recibo para caminar juntos este maravilloso viaje de liberación del alma.

Carina Tacconi

Los hijos espejan el estado del niño interior de los padres

Los hijos espejan el estado del niño interior de los padres, en especial de la madre. Cuando en un espacio de amor y libertad para sentir, los niños y las madres empiezan a desplegar un juego que proviene de su interior, comienzan a manifestar lo que permanece silenciado. Es un juego libre, expresivo, creativo, único, cargado de verdad emocional. Las madres, al jugar de este modo, conectan con sus niñas internas y juntos comienzan a dejar fluir al alma. Con el tiempo, suavemente y muy sutilmente el potencial excluido comienza a desplegarse. Todos, niños, en cuerpos pequeños y niños en cuerpos grandes comienzan a manifestar lo que de verdad son. Taller “Juguemos juntos” Para madres y niños de 2 a 4 años.

La libertad de espíritu

Escucho a menudo,  a muchas personas quejarse,  responsabilizar y culpar al afuera  por la falta de libertad que experimentan en sus vidas.

La libertad de espíritu  es una condición natural. Nadie puede quitártela pero si puedes “venderla o  cederla”.

La libertad de espíritu es esa fuerza interior que te lleva a ser quién sientes ser y dejar los patrones que te llevan  a ser quién debes ser.

La libertad de espíritu es esa actitud interior que te permite actuar por amor a la verdad de tu corazón y no por miedo a no ser aceptado, querido, amado, integrado.

La libertad de espíritu es esa condición  interna que te hace actuar desapegado de las conveniencias y valores externos.

Cuando una persona no se hace cargo de su propia vida, de su propia razón de ser y existir, cuando una persona no desarrolla  auto sostenes físicos y emocionales tiene su libertad condicionada por la necesidad.

La libertad está en nuestro interior, no hay nadie que pueda ultrajarla, son nuestras actitudes, la irresponsabilidad sobre nuestra propia vida o patrones que habitan en la profundidad de nuestra memoria física y emocional lo que nos impide vivir siguiendo sus latidos. Nadie puede cambiar esto por nosotros, el proceso de liberación del alma y sanación de nuestro niño es un acto de profundo amor hacia nosotros del que somos absolutamente responsables.

¿Cuál es el costo que pagas por ceder tu libertad? ¿Qué te impide ser y hacer como tu corazón te indica?

No vendas tu libertad, es lo único que te permite Ser.

Te invito a escuchar este maravilloso tema en la voz de un alma valiente y una niña hermosamente sensible.

Con amor…Cari

Nuestro primer video oficial

Con mucha alegría queremos compartir con Uds. el primer video oficial de la Educacióndel Ser.

Aprovechamos la oportunidad para agradecer a todas las personas que hicieron posible este sueño.

Esperamos lo disfruten.

Con mucho amor de la Educacióndel Ser para todos.

Vivir desde el ego la única causa de sufrimiento

El dolor es la expresión del alma hecha cuerpo cuando no puede expresarse con libertad, experimentar el amor que es y concretar su propósito, única causa de verdadero sentido en esta vida.

La tristeza es la emoción que aparece cuando perdemos algo querido o necesitado.

El sufrimiento es el resultado de la lucha interna entre el yo falso y el alma.

La depresión es un alma que intenta expresar su impotencia frente a un ego que la daña y no la deja desplegar su divinidad en la tierra.

Dentro de cada uno de nosotros vive  un aspecto  eterno, divino, infinito,  nuestro ser  Esencial, y un aspecto que tiene una forma definida más visible,  que es nuestra personalidad.

La personalidad, que vamos construyendo  con la guía  del mundo externo, es el instrumento a través del cual el Ser puede  manifestarse o puede permanecer en el encierro.

El tipo de educación que hemos recibido, tanto de nuestros padres como de las instituciones no está orientado a facilitar el autoconocimiento, la conexión con la  verdad intuitiva, emocional, sensitiva, el reconocimiento y uso de los derechos universales del ser, el reconocimiento del poder personal y el ejercicio de la libertad responsable. Todo lo contrario.

Esta ausencia sumada a las características avasallantes e imponedoras del sistema educativo,  dan como resultado la construcción de una personalidad adaptada para servir a la verdad que impone el afuera.

Para poder hacer esto el niño, joven, adulto,  ha de buscar maneras de oprimir al ser esencial y con esto, su verdad. Para ello irá creando una personalidad mental cargada de mandatos y creencias limitantes, que terminará siendo una estructura que sofoca, tapa, reprime, limita y  lastima al verdadero ser.

Al  alejarse cada vez más la personalidad de la Esencia se produce la gran enfermedad del hombre, el desconocimiento de sí mismo. Cuanto mayor sea el desvío mayor es el grado de sufrimiento, mentira, ansiedad, vacío, depresión y violencia.

Una personalidad que bloquea la manifestación del Ser esencial es la única y principal  fuente de violencia, considerando como tal,  todo lo que impida la vida y la manifestación de lo que de verdad Es.

Con esta realidad interna, salimos a la “vida” y  reproducimos esta matriz en el mundo externo.

A la violencia estructural interna, se sumará luego,  la violencia estructural externa,  manifestada en los sistemas creados para organizar la vida del hombre.

Cada vez, sé hace más visible la necesidad de  transformar la  educación actual y esto es una tarea más que posible. El primer paso requiere que el adulto (madres, padres y maestros) transformen y recreen su propia personalidad.  Esto supone entrar en un proceso que  posibilite ir reconociendo las creencias limitantes que oprimen la manifestación plena de su ser esencial y entrenar la liberación.

No se necesitan leyes ni permisos externos para la transformación, se necesita que nos  apropiemos de nuestra propia vida, de nuestro propio poder y que nos comprometamos con nuestro proceso de transformación.

ESTA TRANSFORMACIÓN ES LA QUE TRANSFORMA EL SISTEMA. Solo si podemos transformarnos,  el sistema se transformará por añadidura. Y todos contamos con el poder para hacerlo. La evolución de la sociedad será un espejo de la evolución que como hombres hayamos alcanzado.

Estamos invitados en este tiempo a ampliar la conciencia para poder ver más allá de lo que a primera vista se ve,  e intentar así crear alternativas y propuestas educativas en las que la esencia encuentre un canal e instrumentos para la expresión libre,  responsable, constructiva, intuitiva y genuina.

Estamos invitados a recrear nuestra personalidad de modo tal que deje de ser un instrumento interno, destructivo y opresor para convertirse en el mejor servidor del alma, del ser.

Detrás de toda forma impuesta está la esencia que buscará siempre manifestarse. Las manifestaciones de sufrimiento humano que hoy vemos en los niños, jóvenes y adultos,  son modos de expresión de un sufrimiento interior que ha alcanzado grados de intensidad insoportables. Las adicciones son intentos desesperados e ineficaces que buscan apaciguar este profundo dolor.

Lo mejor que podemos darle a nuestros niños,  es guiarlos desde la temprana edad, en la construcción de una personalidad que sea funcional al ser esencial que habita dentro de ellos mismos. Una personalidad que les permita ir expresando lo más verdadero de sí mismos y de ese modo ir  desplegando su potencia de una manera constructiva y amorosa. Pero esto no podremos dárselo si los adultos no hacemos esta tarea primero con nosotros mismos.

Vivir desde el ser, es bajar el cielo a la tierra,  única causa verdadera de dicha, alegría y plenitud que como humanos divinos podemos experimentar. Este es el mejor regalo que le podemos dar a nuestros niños y a la existencia. Lo único que nos puede liberar del juego absurdo del sufrimiento.

Por Carina Tacconi para la Educación del Ser

Para verl video adjunto sigue este enlace

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=N_MiKs1hIqA

Liberar la capacidad lúdica a través del juego libre y la expresión del niño interior.

Liberar al  niño interior a partir de vivencias lúdicas nos ayuda a conectar  con el potencial interno  y diluir las creencias que te mantienen en un lugar conocido pero carente de vitalidad, creatividad, espontaneidad, alegría, alejado de tu pasión y poder personal.

Este paso nos posibilita recordar que la vida puede ser  creatividad, alegría, gozo y gracia si tenemos la oportunidad de Ser los que en esencia somos.

Cuántas veces te sucede a lo largo del día que esa personalidad que identificas como tu “yo” y que con tanto esfuerzo y esmero creaste, que con  tanto exceso de voluntad sostienes, te arrebata el disfrute, la alegría, la libertad, la gracia de conectar, Ser y estar.

Cuánto hace que no te animas a hacer eso que alguna vez alguien, terriblemente y dolorosamente oprimido, llamó “hacer el ridículo”.

Cuánto hace que guiad@ por tu niñ@ interior, tu alma no se une al alma de otro para disfrutar de Ser, estar y gozar  la enorme alegría de compartir el camino, la vida, con otros.

Cuánto hace que no te animas a bailar, a reír, a liberar a tu niño, la expresión más pura de tu alma.

Iniciar un camino que te permita  crear una personalidad que sea instrumento de tu esencia  y no opresora, descalificadora,  enjuiciadora,  rechazadora, menospreciadora de lo que de verdad eres,  es posible.

Siente en tu corazón si existe el deseo de regresar a casa.

Anímate a emprender el camino.

Comienza por contagiarte de estos niños hermosos y fuertes que  primero con vergüenza, luego con inocencia y finalmente con alegría y amor, le ganaron terreno y espacio al “yo” que acepta  y valora una forma que nos llena de tristeza y opresión.