Archivo de la etiqueta: sanación del niño interior

Escuchar a tu niño interior te retorna a la vida.

Y llega un día,  que una sensación de desgano y cansancio profundo aparece con fuerza en tu interior. No resulta agradable está sensación pero tiene un sentido tan hermoso que solo lo descubrirás si te atreves a entregarte progresivamente a ella.

Cosas a las que le encontrabas sentido y que tenían el poder de dar forma a tu vida, comienzan a perderlo.

Descubres que en tu interior vive, una sutil pero poderosa voz,  que te ayuda a cuestionar a ese “yo” diseñado por las creencias limitantes  que el mundo externo te hizo creer.

Ese “yo” creado a partir de mucho poder intelectual, que trae implícito la acción de engañar a la parte más inocente, pura y vulnerable de vos mismo, a tu niño interior y que le impide su derecho a la Vida, el derecho a ser quién de Verdad Es.

Tu alma sabia, libre,  dentro del cuerpo de un niño interior dependiente lleno de inocencia, de amor, miedo como de necesidad de respeto por su pureza, es engañada por el debe ser, una oscuridad que recibimos en un primer momento de nuestros propios padres y luego del sistema educativo y de la cultura dominante.

Cuando tu niño interior despierte del engaño, aliéntalo, acompáñalo, escúchalo y simplemente déjalo que exprese todo lo que siente, lo placentero y lo displacentero, su cansancio y los suaves impulsos y sentimientos que aparezcan en su corazón.

El volverá a la vida si lo acompañas cuando te pida sentir, jugar,  bailar, liberarse, crear, Ser.

Solo él,  te retornará a la Vida.

Te invito a disfrutar de este hermoso video.

Con suave amor

Cari

Anuncios

¿Cómo puedo conectar, liberar y desplegar en la tierra el ser esencial que en realidad soy?

De Carina Tacconi. La educación del ser

Aún cuando la meditación es una práctica poderosa para acceder a ese contenido profundo que guarda el misterio del ser  que en esencia somos,  por experiencia personal y por lo que veo a diario, no  resulta suficiente para completar el proceso que nos lleva a convertirnos en el humano-divino que estamos llamados a Ser.

El camino que nos lleva a conectar y  liberar en la tierra el ser esencial tiene diferentes etapas. Todas intensas y maravillosas y cada una de ellas requiere de distintas prácticas  para poder atravesarse.

Una de estas etapas es aquella en la que la persona reconoce y siente ser otro diferente al que creyó ser.  Es decir se da cuenta que su yo mental (personalidad – ego) no expresa de manera completa  su yo espiritual (Alma).

En esta etapa sentimos el llamado de nuestra alma a liberarse y de nuestro niño interior (la parte humana) a liberar el dolor petrificado, los miedos convertidos en  creencias y mandatos que alimentaron y sostuvieron la dependencia afectiva  que  le arrebataron la posibilidad de hacer uso de su libertad de espíritu.

En este momento del proceso, por cierto, nada fácil de atravesar, la vida nos alimenta con la hermosa sensación de libertad  que aparece cuando rompemos las cadenas de la esclavitud emocional  que nos llevó a disfrazar de Amor lo que en realidad era  miedo a la verdad emocional de cada uno.

Los instrumentos que me permitieron  iniciar esta etapa del  proceso,   abrir la puerta  que me llevó a conectar y liberar la verdad  ensombrecida de mi corazón,  fueron  el cuerpo, la emoción, el sonido primal, el juego y la autoasistencia psicológica.

Comprobé que cuanto más liberaba mi cuerpo, más energía emocional cristalizada se movilizaba, más vitalidad fluía, más verdad emocional aparecía,  más sensibilidad recuperaba, más Amor experimentaba, en más Amor me convertía.

Por eso, mi alma invita a tu alma a liberarse, a bailar, a sentir por más que a veces duela hasta los huesos.

Y mi niña invita a tu niña o niño a jugar para recuperar esa forma natural, pura y espontanea de ser, estar, vivir.

Es así, que poco a poco descubrirás que eres capaz de traer nuevamente a la tierra al  niño puro, al ser esencial que llevas dentro.

Baila, siente con libertad, grita, juega y aprende a escuchar tus voces internas,  estarás sanando, regresando, manifestando, desplegando en la tierra el cielo que eres.

Te invito a disfrutar este video tan hermoso mientras te abraza mi corazón.